EFA El Soto Granada

La mesa redonda ha tenido lugar en el aula C de la Escuela Familiar Agraria El Soto. En esta ocasión el tema tratado ha sido: “Variedades locales de semillas de la Vega de Granada”. Damián Ortega agricultor ecológico, Antonio Navarro agricultor de la Zubia y Manolo Cala, presidente de GRAECO, han sido los ponentes ante un público joven, que se ha enriquecido con la experiencia de estos profesionales que han puesto el centro de sus intervenciones en la necesidad de no perder las semillas locales. Semillas que tan buenos resultados han dado en la agricultura de Granada y que han servido a generaciones para vivir con dignidad. Se ha puesto acento también en el peligro actual, el monopolio de las multinacionales en el mercado de las semillas. Ha sido una jornada interesante que hay que repetir, no podemos perder la sabiduría de nuestros agricultores, y que mejor terreno de siembra que los que pronto cogerán el relevo.

semillas_201600006Comenzó la jornada con la intervención de Damián Ortega, agricultor ecológico y estudioso de la agricultura de Granada, durante su intervención con datos ha transmitido la preocupación que hay ante la pérdida de la Soberanía Alimentaria.

En palabras de Damián las semillas son un “arma de salvación masiva”, con una imagen gráfica: una bolsa de unos 30 gramos de peso, con 20 semillas de distintas variedades: una patata, judías, pimientos, pepinos…; en cinco años podemos, además de alimentarnos, sacar tráiler de estos productos de nuestros campos.

Las multinacionales de las semillas, han conseguido convertirlas en un producto que no puede atravesar fronteras y que sea considerado ilegal su intercambio. Han pasado de ser un patrimonio de todos a ser incluso patentadas por alguna multinacional, consiguiendo legislaciones restrictivas respecto al intercambio. Parece mentira, pero el poder de las grandes corporaciones de semillas está consiguiendo, convertir el intercambio -tradicional y gratuito- de estas entre agricultores en una actividad delictiva.

Esta pérdida progresiva de la soberanía alimentaria, con la que ha vivido la humanidad a lo largo de su historia, está seriamente amenazada –si no actuamos- en un futuro muy próximo.

También puso el acento en el deterioro de la calidad del agua de la vega granadina como consecuencia del abuso de fertilizantes minerales y en la contaminación difusa o cruzada de las variedades locales con las usadas en la agricultura intensiva.

Antonio Navarro agricultor toda su vida ha aportado la sabiduría que dan los años de profesión, así como su visión de las variedades locales más usadas. Disertó acerca de su experiencia en el cultivo del tabaco, maíz, tomate y otras hortalizas del cultivo tradicional de nuestra vega.

La jornada acabó con un interesante intercambio de opiniones y preguntas de los alumnos del ciclo de Producciones Agroecológicas a los ponentes, han dejado un buen sabor de boca y el deseo de recoger tantos años de experiencia en un trabajo futuro.

Comenta esta publicación